Problemas en la casa de al lado: Crónicas de la Primaria Carver, Libro 4

Problemas en la casa de al lado: Crónicas de la Primaria Carver, Libro 4

Also available in:

Calvin is sad that his friends next door are moving away, especially when he realizes that Harper, the biggest bully at Carver Elementary, is moving in! Meanwhile, competition at the school science fair is heating up, and Calvin must decide what to do when his data doesn’t prove his theory. Can Calvin avoid trouble with Harper and still win the science fair?

Calvin está triste porque sus amigos de la casa de al lado se mudan, en especial cuando se da cuenta de que Harper, el peor bravucón de la Primaria Carver, ¡vivirá en esa casa! Mientras tanto, se está animando el clima de la competencia para la feria de ciencias de la escuela. Calvin debe decidir qué hacer cuando sus datos no confirman su teoría. ¿Podrá Calvin evitar los problemas con Harper y, además, ganar la feria de ciencias de la escuela?

Available Resources

Related Categories

  • Format: Paperback

  • ISBN-13/EAN: 9780358251972

  • ISBN-10: 0358251974

  • Pages: 160

  • Price: $5.99

  • Publication Date: 09/22/2020

  • Carton Quantity: 48

  • Age(s): 6,7,8,9

  • Grade(s): 1-4

  • Reading Level:

    • Guided Reading Level P

Karen English
Author

Karen English

Karen English is a Coretta Scott King Honor Award-winner and the author of It All Comes Down to This, a Kirkus Prize Finalist, as well as the Nikki and Deja and The Carver Chronicles series. Her novels have been praised for their accessible writing, authentic characters, and satisfying storylines. She is a former elementary school teacher and lives in Los Angeles, California.
Learn More
Laura Freeman
Illustrator

Laura Freeman

Laura Freeman has illustrated several books for young readers, including the Nikki and Deja and Carver Chronicles series, and Natalie's Hair Was Wild, which she also wrote. Laura grew up in New York City, and now lives in Atlanta, Georgia, with her husband and two children. www.lfreemanart.com Instagram: @laurafreemanart Twitter: @LauraFreemanArt.
Learn More
  • reviews

    "...it’s the realistic portrayal of Calvin’s emotions and his struggles to understand Harper that make this early chapter book so very readable." 

    —Booklist 

     

    "Freeman’s black and white spot art is cute without being cartoony, catching reality in the slouch of a kid over a gaming console or the glare of a girl about to get reported to the teacher. Readers following the Carver School students will appreciate another warm and approachable outing with the gang." 

    —Bulletin 

     

    "...Carver is a welcoming, multicultural place. Chronicling the importance of empathy and openness, this fourth in the Carver Chronicles is a pleasing addition to a series in which diverse readers can recognize themselves in starring roles." 

    —Kirkus 

     

    Praise for The Carver Chronicles 

      

    "Many independent readers, particularly boys, will identify with these . . . appealing and likeable characters."—Kirkus 

     

    "A much-needed story in which African American boys can see themselves reflected in a positive light, completely free of the usual tropes."—Booklist 

     

    "Chapter book readers have few options if they want to read about urban boys of color; here's hoping for more.”—The Horn Book

  • excerpts
    UnoAdiós a los Henderson

    Calvin camina de un lado al otro en su cuarto. Tiene un problema. Se le debe ocurrir una idea para la feria de ciencias. Tiene tiempo hasta el miércoles para presentar el tema y la hipótesis, pero no se le ocurre nada. Cometió el error de postergarlo, si bien la señora Shelby-Ortiz les había dado una semana extra a los rezagados. Resulta ser que Calvin y todos sus amigos —Carlos, Richard y Gavin (sí, incluso Gavin)— está;n en el grupo de los rezagados. 

          Mientras va y viene por el cuarto, se le cruzan ideas tontas por la cabeza: cómo hacer una nube de lluvia en una botella (Rosario lo había hecho en segundo grado), cómo evitar que reviente un globo (Gavin lo hizo el año pasado y parecía un proyecto para bebés), cómo evitar que un huevo se rompa... Ese había sido el proyecto de Richard y, por desgracia, él de alguna manera consiguió romperlos durante su demostración. Así que ese proyecto queda descartado. ¿Podría Calvin hacer el viejo proyecto de Richard que no había funcionado? 

          Quizá; si juega un videojuego —tan solo uno para relajarse y liberar la mente —se le ocurrirá; una idea como por arte de magia. Toma el controlador que está; debajo de la cama, enciende la tele, lo conecta y comienza un juego rá;pido de Wuju Legend. 

          Mientras está; jugando, está; a la escucha de los pasos de su padre en la escalera. Si pilla a Calvin, pensará; que la mamá; de Calvin tenía razón en no querer que Calvin tuviera una tele en su cuarto. 

          Casi fue un milagro que aceptara. Su mamá; le había dicho: “No. De ninguna manera”, pero su padre había dicho que podrían probar. Si veían que Calvin no podía tenerla, retirarían la tele del cuarto. Desde entonces, Calvin se ha preocupado porque lo consideren el tipo de niño que puede tener una televisión en su cuarto. Trata de tenerla casi siempre apagada, excepto cuando necesita jugar un videojuego para relajarse.

    Sí, se siente mejor y preparado, listo para comenzar. Da unas palmadas y piensa. Nada. Aplaude de nuevo, pero esta vez se concentra de verdad. Siguen sin aparecerle ideas. Ya sé, piensa. Necesito cambiar de ambiente. Voy a ir al porche del frente a respirar aire fresco. Tal vez eso ayudará; a mi mente. 

          Calvin baja las escaleras de a dos escalones y se maravilla de su propia destreza atlética. Ya está; en la puerta del frente, sentado en el escalón má;s alto del porche, y nota un llamativo ajetreo en la casa de al lado. Los empleados de una empresa de mudanzas está;n llevando cosas a un camión enorme. ¿Cómo? ¿Los Henderson se mudan? 

          Los empleados llevan muebles y lá;mparas, y cajas cuidadosamente selladas y etiquetadas como PLATOS, LIBROS Y ROPA BLANCA. ¿Cómo puede ser que los Henderson se muden? Han vivido ahí desde siempre. 

          Son una pareja mayor, incluso mayores que sus padres. Tienen tres nietos, todos de edad similar a la de Calvin. Todos los años, desde que Calvin tiene memoria, los nietos han venido a visitarlos desde la Florida. Se quedan todo el verano. Para él, era como de repente tener hermanos y ya no ser má;s hijo único. ¿Cómo puede ser que los Henderson se muden? ¿Cómo pueden hacerle esto a él? 

          Su padre probablemente ya lo sabía. ¿Por qué no le había contado nada? Calvin se levanta y se dirige a la cocina, donde su padre está; sentado a la mesa leyendo el periódico. 

          —¡Papá;! 

          Su padre se está; llevando una taza de café a los labios cuando Calvin irrumpe en la cocina. 

          —¿Hmmm? 

          —¿Los Henderson se mudan? 

          —Ah, sí. —Ni siquiera levanta la mirada del periódico—. Te lo iba a contar. Se mudan a la Florida para estar má;s cerca de sus nietos. 

          —¡No es justo! —se queja Calvin. 

          —¿Cómo? 

          —¡No es justo! Ahora nunca má;s veré a Robbie, Todd y Evan. 

          —Ah —dice su padre—. No lo había pensado. 

          Calvin lo mira como si el padre fuera un ser de otro planeta. ¿Cómo puede no haber pensado eso? ¿Cómo se lo había ocultado? ¡Es algo muy importante! ¿A su padre no le importan sus sentimientos? El papá; baja la taza de café y parece intentar decir algo para que Calvin se sienta mejor. 

          —Bueno, puedes escribirles una carta. 

          —No, no puedo. 

          —¿Por qué no? 

          —Porque nadie escribe cartas, papá;. Pensarían que estoy loco si les escribiera una carta. 

          —¿Entonces cómo hacen los amigos por correspondencia? 

          —¿Qué es un amigo por correspondencia? 

          —Bueno, puedes llamarlos por teléfono. 

          —No es lo mismo que tenerlos aquí, en la casa de al lado. 

          —Bueno, entonces no sé qué decir. 

          Se miran unos segundos. Entonces, Calvin se deja caer sobre una silla y se queda observando la caja de cereales que está; en medio de la mesa de la cocina. Nuevamente se siente abandonado. Su mamá; se ha ido por un mes para ayudar a la abuela Kate. La abuela se había caído y se había quebrado la cadera, y su madre tuvo que ir hasta Nuevo México a cuidarla. Estará; fuera de casa todo un mes má;s. 

          Si su madre estuviera aquí, en este momento estarían comiendo panqueques. Él estaría poniendo jarabe de ará;ndanos sobre una pila de panqueques en lugar de estar mirando la parte de atrá;s de una caja de cereales de salvado. 

          —Bueno —dice su padre —, quizá; la nueva familia tenga hijos. Quizá; tengan tres varones. —Se encoge de hombros—. Es posible. 

          Calvin no contesta. Luego de un tiempo, su padre dice: 

          —Quizá;s tengan cinco hijos. 

          Calvin se sirve cereales en silencio. Por supuesto que no tendrá;n

Available Resources

Related Categories

  • Format: Paperback

  • ISBN-13/EAN: 9780358251972

  • ISBN-10: 0358251974

  • Pages: 160

  • Price: $5.99

  • Publication Date: 09/22/2020

  • Carton Quantity: 48

  • Age(s): 6,7,8,9

  • Grade(s): 1-4

  • Reading Level:

    • Guided Reading Level P

Want the latest...

on all things Children's Books?